Ayuda a que esta web siga adelante

Loading

jueves, 9 de abril de 2015

La novela “Megadeth” tuvo un amargo final

Uno de los grandes temas en el mundo del rock en estos últimos meses ha sido la posible reunión de Megadeth con su mejor formación Marty Friedman, Nick Menza, David Ellefson y Dave Mustaine. Muchos rumores, conversaciones y demás mantuvieron en ascuas a los fanáticos y el mundo en general sobre el futuro de la banda. Lamentablemente para muchos este “sueño” se derrumbó cuando Dave anunció a Kiko Loureiro y Chris Adler como los nuevos miembros de la banda.




¿Por qué todos querían ver esta alineación? Para los que no saben, Megadeth llegó a ser una de las grandes bandas de rock en los 80´s y 90´s sacando excelentes discos como “Rust In Peace’, ‘Countdown To Extintion’ o ‘Youthanasia’. Esto llevó a que la banda tuviera sus mejores años en la cúspide hasta 1998 cuando poco a poco se fueron los demás dejando a Dave a cargo de todo.

Nick Menza se desahogó y le quiso decir a los fans lo que en realidad paso con esta posible reunión. A continuación lo que dijo:

Para mis fans, odio decepcionarlos, a todos aquellos que han estado preguntando y esperanzados de que Marty Friedman y yo nos reuniéramos con Dave Mustaine y David Ellefson para retomar la formación clásica del ‘Rust In Peace’.

Estaba totalmente preparado y emocionado para regresar a Megadeth. Fue a la casa/estudio de Dave en San Diego este pasado diciembre y estuvimos tocando durante el fin de semana, lo cual fue totalmente fantástico. Ambos nos sentimos instantáneamente de vuelta en nuestra compenetración musical. Tenemos una gran química, ¡es algo mágico! Y sí, ese soy yo, el “misterioso” batería cuya cara está escondida en los vídeos de YouTube que Justis Mustaine (Ndr: El hijo de Dave Mustaine) ha publicado tal y como se puede ver más abajo.

Pocas semanas después de aquello, ambos quedamos con nuestro antiguo mánager Ron Laffitte para una cena de reunión en el restaurante Anaheim White House durante la NAMM. Fue genial ver a Ron y a Marty. Todos hablamos sobre planes de un nuevo disco y de girar, y y yo les hice saber que estaba dispuesto a reincorporarme y hacer de esto mi prioridad. Estaba entusiasmado y llegué incluso a grabar baterías cinco nuevas canciones de Megadeth que Dave me envió.

Tan pronto como llegué a casa y llegó el momento de sentarse y negociar mis términos por escrito, se me ofreció un trato muy injusto que estaba fatal. Ellos no sentían que yo era digno de nada en la banda. Dave bloqueó mis emails, cambió su número y después, aparentemente, Ron Laffitte fue despedido como mánager de la banda. Aquí está una de mis bandas favoritas y una parte enorme de mis logros en la vida, y fui despojado de ello por querer un trato justo.

Estoy realmente alucinando con cómo la banda lleva a cabo su negocio. Una banda es un grupo de personas que tienen respeto entre ellos, sentido de la lealtad, camaradería y, lo más importante, honor y confianza. No soy una marioneta, tengo integridad, lealtad y honor. ¡Eso es lo que soy!

Hay mucho más en esta historia, y ahora podría añadir un capítulo final a mi libro: ‘Nick Menza Megalife: Countdown To Resurrection’, por J. Marshall Craig. A pesar de este oscuro capítulo final, deseo a Megadeth la mejor salud, felicidad y éxito en sus planes futuros. En lo que a mí respecta, estoy avanzando con una nueva banda con otros compañeros antiguos miembros de Megadeth (James LoMenzo y Chris Poland) y otros intérpretes sorpresa, además de productor”.

0 . :

CORRE LA VOZ