Ayuda a que esta web siga adelante

Loading

viernes, 19 de septiembre de 2014

La banda que viene a resucitar el rock&roll

Si vas manejando y escuchas a The Strypes en la radio lo menos que pensarás es que son una banda sacada del siglo XXI. No están intentando descubrir el agua tibia. Conocen de buena música y lo demuestran en la perfecta ejecución de sus canciones. Nuevamente unos adolescentes, de Irlanda esta vez, se apoderan del blues. 

The Strypes, de Cavan-Irlanda, tocan rhythm and blues al mejor estilo del rock&roll de los años 60 y 70. Formados en el 2011, la banda está constituida por Ross Farrelly (voz principal/armónica), Josh McClorey (guitarra/coros), Pete O’Hanlon (bajo/armónica) y Evan Walsh (batería). Cuatros muchachos, llenos de energía, que no pasan de los 18 años de edad, que ponen a bailar y saltar a chamos y abuelitos. Tocan en Glastonbury, pero suenan a Woodstock.

Desde su incursión en la escena musical (con su LP, Snapshot), han acumulado una gran cantidad de seguidores, entre los que se incluyen grandes leyendas de la música como Dave Grohl (Foo Fighters), Noel Gallagher (Oasis), Paul Weller (The Jam), Jimmy Page (Led Zeppelin) y Elton John. Desde sus humildes comienzos tocando en pubs de Irlanda, se han ganado merecidamente el respeto de toda la comunidad musical, y ahora se codean en el escenario con los consentidos del rock actual, los Arctic Monkeys.

Todo el pop prefabricado que pudo haberte atormentado hasta ahora, desaparece ante el dulce sonido de guitarras potentes y una armónica desenfrenada, que son ejecutadas con maestría y una refrescante pasión juvenil. 

Esta banda es como el hijo prodigio que pudo haber tenido The Yardbirds con Dr. Feelgood, o The Beatles con The Rolling Stones. Podemos asegurar que no son poca cosa. Escucharlos es evocar el pasado, para caer finalmente en un vórtice de nostalgia. 100% rock de la vieja escuela. 

Tienen todos los ingredientes para el éxito: talento, riffs desenfrenados, letras simples y divertidas, además de mucho estilo sobre el escenario. En resumidas cuentas, es una banda de niños que tocan extremadamente bien, y parecen sacados de la colección de vinilos de tu abuelo o tu papá. Vale la pena escucharlos porque el día que logren transformar todo ese talento en algo original, The Strypes pasará a la historia. Aquí los dejamos con el video de “Mistery Man”, para que tengan una probada de la buena época que representa esta banda:



Articulo escrito por: 
Rommy Saavedra 
Twitter: @rommyandrea

0 . :

CORRE LA VOZ